Por OS2O Design Team.

Utilizar la palabra transpirable es común en el vocabulario de las prendas técnicas para montaña. Pero, ¿sabemos exactamente qué significa? El origen de este término responde a dos cuestiones: la complejidad del funcionamiento de los tejidos y el marketing. 

A nivel práctico, cuando decimos que un tejido es impermeable / transpirable, nos referimos a que dicho tejido impide la entrada del agua líquida en forma de gotas, pero permite la salida del vapor, con lo que el término correcto en base a esta función sería tejido impermeable al agua / permeable al vapor. En todo caso, por convención simplificamos diciendo impermeable / transpirable. Conviene aquí recordar un post anterior sobre el término impermeable: «Impermeable Is Nothing».

Chaqueta Breathout Pro, con membrana eVent®

¿Es la sudoración lo mismo que la transpiración?

Desde el punto de vista práctico no, son procesos distintos. El origen de transpirable viene de la traducción de breathable, que es la salida del vapor o del aire. Esta confusión impide la correcta comprensión del funcionamiento de estos tejidos técnicos de montaña: en la industria textil se ha instaurado la palabra transpirable vinculándola a la sudoración, cuando realmente este término (cuyo origen proviene de la botánica y la biología) se refiere a la acción consistente en la salida del vapor generado en la sudoración y no estrictamente a la secreción de sudor.

¿Los tejidos impermeables / transpirables permiten la evacuación del (vapor generado por el) sudor?

El desarrollo técnico de los tejidos aún no ha logrado materializar esta función: no hay ningún tejido sintético que impida la entrada del agua y consiga la salida del vapor generado por el sudor, ya que son funcionalidades contrapuestas: cuanto más se dificulte la entrada del agua más se dificultará la salida del vapor, y viceversa: cuanto más se facilite la evacuación del vapor desde el interior de un tejido al exterior, más se facilita también que pueda entar agua o viento al interior.

Los tejidos permiten la salida del vapor y bloquean la entrada del agua y el viento.

¿Entonces qué es lo que tenemos cuando adquirimos un producto con tejido impermeable / transpirable?

Para que un tejido sea impermeable al agua y permeable al aire o al vapor, tiene que albergar en su interior una membrana microporosa. Es en el adjetivo micro donde está la clave: las membranas no son tejidos de trama y urdimbre, son unas películas químicas muy finas perforadas por agujeros microscópicos que impiden la entrada de las gotas de agua, pero permiten el paso al vapor. Los agujeros tienen un tamaño intermedio entre las gotas, más grandes, y las moléculas de vapor, microscópicas.

Membrana eVent® al microscopio

A su vez, estas membranas microporosas son muy delicadas: cualquier roce puede romperlas y la exposición a la suciedad puede tapar los poros afectando a su funcionalidad.

Por este motivo, hablamos de tejidos formados por capas. Por su construcción pueden ser de 2, 2.5 o 3 capas donde se laminan (pegan) varios componentes: un tejido exterior (al aire) que protege la membrana y otro interior (en contacto con la piel). La composición y la construcción de cada uno de esos dos tejidos tiene un papel fundamental en el rendimiento final de la membrana una vez laminada. Más información sobre la construcción de las membranas en deshaciendo una chaqueta impermeable y transpirable.

Además de saber la composición de la membrana -politetrafluoroetileno expandido (ePTFE) o poliuretano (PU)- es necesario identificar la composición del tejido exterior, típicamente nylon. También es importante comprender que la unidad denier asociada a esta capa de tejido exterior mide la densidad lineal de la masa de las fibras (g/m); así, indirectamente, más deniers implica una mayor resistencia al desgaste, pero proporcionalmente también más peso total de la prenda. Y eso es algo que no nos gusta en la aplicación de nuestra estricta filosofía FAST&LIGHT, con lo que como equipo de diseño de OS2O siempre tenemos que andar en la búsqueda de un equilibrio óptimo entre resistencia y ligereza. Aparte, la composición del tejido interior en contacto con la piel también afectará a la sensación más o menos agradable al llevar la prenda.

Al adquirir un producto confeccionado con tejido impermeable al agua y permeable al vapor obtenemos aislamiento contra la lluvia, nieve y viento, además de una función termorreguladora. El uso de estas prendas permite el equilibrio térmico del cuerpo frente a las fuentes que provocan pérdida de calor, o frente al sobrecalentamiento debido a los efectos de una actividad de alta intensidad: cuando se está en movimiento se produce calor; cuanto más intenso sea el esfuerzo, más trabajo se genera y el resultado es un exceso de calor acumulado en la chaqueta. Una prenda impermeable al agua y permeable al vapor permite que el exceso de calor se libere manteniendo así un equilibrio óptimo. Si las condiciones exteriores son de bajas temperaturas y no queremos que el calor generado por nuestro cuerpo se escape, deberemos recurrir a una prenda de aislamiento térmico (con relleno de pluma o fibra) para impedir que se pierda ese calor.

El cuerpo humano en reposo puede liberar hasta 60 mililitros de vapor de agua. Cuando se realizan actividades de alta intensidad esta cantidad aumenta significativamente. El calor del cuerpo provoca la evaporación de este sudor cálido (>37ºC) haciendo que la temperatura del organismo se reduzca. En resumen: sudar consigue enfriar el cuerpo de manera muy eficiente.

O2 WP Trail Jacket, membrana O2 30k

¿Qué ocurre cuando tenemos una prenda entre la piel y el exterior?

A pesar de los avances tecnológicos en el desarrollo de tejidos, todavía no se ha logrado alcanzar la eficiencia que tiene la piel. Cada prenda que nos ponemos es una capa más que el vapor tiene que atravesar para salir al exterior. El proceso de evaporación se ve afectado por la prenda y, dependiendo de la intensidad del ejercicio y las condiciones climatológicas, podemos tener un problema de sobrecalentamiento. En algunas situaciones, el uso de prendas con tejido impermeable / transpirable, más que favorecer, perjudica este equilibrio. Usar la prenda adecuada en el momento correcto depende de los conocimientos y experiencia de cada deportista.

¿Entonces a qué se llama transpirabilidad?

La funcionalidad de las membranas transpirables es la de permitir que el vapor caliente (producido por el cuerpo al evaporarse el sudor) generado durante la actividad deportiva salga a través de ellas. Los tejidos con permeabilidad al aire tienen una alta capacidad de transmisión del vapor de agua.

Catálogo de chaquetas y pantalones impermeables/transpirables OS2O.

Referencias

Schindler, W.D. (ED.) & Hauser, P.J. (2004). Chemical Finishing of Textiles. Woodhead Publishing Limited.

Shishoo, R. (2005).Textiles in Sport. Woodhead Publishing Limited.

Watkins, S.M. & Dunne, L.E (2015). Functional Clothing Design. Fairchild Books.